¿Qué pasa si devuelvo un recibo?

Cuando la entidad bancaria devuelve el recibo de una factura por cualquier motivo, nuestro sistema lo detecta y procede a enviar un SMS notificando al cliente que dicha factura está pendiente de pago. Si dicha factura no se abona en el plazo de 72 horas, el sistema suspenderá automaticamente el servicio o servicios del cliente.

En paralelo, esta devolución genera gastos y comisiones bancarias además de gestiones administrativas internas. Según se recoge en el apartado 5.1 de las condiciones generales de contratación que el cliente acepta en el momento de la solicitud, cada devolución de factura o recibo generará una comisión adicional de 5,00€. También se contempla la posibilidad de reclamar intereses de demora iguales al interés legal del dinero incrementado en un dos por ciento (2%), sin perjuicio de otras consecuencias que pudieran derivarse como la inclusión de sus datos en ficheros de solvencia patrimonial y de crédito.

Asimismo, cualquier descuento aplicado al cliente, como MGM o descuento en líneas adicionales, se eliminará si el servicio continúa impagado durante la emisión de la siguiente factura.

Asegúrese de facilitar un número de cuenta bancaria con saldo suficiente para pagar las facturas mensuales, y en caso de cambiar el número de cuenta con el que trabaja, recuerde solicitar el cambio de domiciliación.